1/24

Traje de Labradores (Don Benito)

Dentro de las labores cotidianas y trabajos artesanales, Don Benito se ha caracterizado siempre de ser una comarca agrícola, por lo que las indumentarias de labranza son muy variadas y conocidas. De este tipo de indumentaria se han rescatado varios refajos, así como pañuelos y otros complementos que forman parte ya de la tradición dombenitense.

Traje de Mujer
 

Se usa refajo de listas de colores pudiendo variar el color de las listas, de esta manera se han encontrado refajos de listas rojas y negras, verdes, azules y amarillas, fucsias, etc. variando las tonalidades. Las medias son de color blanco y el jubón, de color negro, es de raso con cuello de tirilla, abotonado en la parte delantera y con puntillas de nylon en el cuello y en los puños, igualmente que las camisas del traje de gala de chico, cada persona les ponía las florituras que quisiera. Actualmente se adornan con jaretas y puntillas. Llevan un corte en la parte posterior y a la altura de la cintura para luego, después, poner un hiladillo o goma para que quede ajustado. El mandil es más bien corto de terciopelo, con puntilla alrededor y de forma redondeada, o bien largo y recto y con los abalorios o adornos que se desee. La faltriquera va a juego con el mandil, tanto en la forma como en el tejido, siendo siempre de un tejido brocado negro. El mantón de cuatro picos es de color beige bordado, o bien en el mismo color que el mantón, o bien bordado en colores. Se coloca de la misma manera que el mantón de gala. Los zapatos son negros y el peinado es un moño bajo, adornado con flores al lado derecho, predominando las rosas en color beige, ya que por estética se utiliza el mismo color que el mantón, siendo estas flores de colores cuando el bordado del mantón es de colores. 

Traje de Hombre

 

Solía constar de pantalón alzapón, que normalmente eran de paño negro. Se les denomina así por su forma que son anchos y cortos, hasta las rodillas, abrochados en la parte delantera y por dos veces, con botones y cordón. Suelen llevar en el exterior de la pierna y a la altura de la rodilla una abertura para poder flexionar la misma. La camisa suele ser blanca con cuello. Una chambra de color gris de tejido fuerte completa la parte superior, de mangas largas y cuello de tirilla, abrochada de arriba a abajo, por la parte delantera y las mangas terminadas en puño. La faja es de color azul y va toda enrollada al abdomen sin dejar ningún fleco colgando, las medias son de color blanco y las calzas son de cuero siendo el dibujo de éstas a elección de la persona que las vaya a utilizar. Un sombrero de fieltro negro completan esta indumentaria.